Celebra la verdadera Navidad

Ana López

Ana López. Soy profesora de Educación Infantil y Primaria especialista en Lengua y Literatura inglesa. Formada entre la Universidad Autónoma de Madrid y el University College of London. Trabajo desde hace más de 10 años en Montealto donde se unen mi dos grandes pasiones, la enseñanza y la lengua inglesa.

 

Hace ya muchos años que el planteamiento de la Navidad está muy desenfocado. Se ha traspasado la frontera de lo religioso y se ha convertido en una época de consumismo desenfrenado. Nos hacen creer que gastar grandes cantidades de dinero en estas fechas es un certificado de amor hacia nuestros hijos y familiares, cuando lo que de verdad certifica nuestro amor hacia los demás es entregarles nuestro tiempo y nuestras ganas.

Lo esencial de la Navidad está en compartir con nuestra familia la celebración del Nacimiento de Jesucristo, no en convertir estas fechas en un momento para el derroche. Centrémonos en lo que de verdad importa sin olvidar que es un tiempo adecuado para fomentar planes familiares sin necesidad de gastar dinero.

Aquí van algunas recomendaciones:

  • Visitar un mercado navideño, la visita es un plan en si mismo, no hace falta invertir.
  • Escuchar un concierto de villancicos que ofrecen muchas parroquias.
  • Hacer nuestro propio calendario de Adviento personalizándolo con objetivos familiares.
  • Enviar tarjetas navideñas por correo ordinario.
  • Hacer adornos para el árbol e incluir tarjetas-propósito.
  • Hacer una casa de jengibre que podemos adquirir en nuestra adorada IKEA.
  • Visitar los belenes expuestos en parroquias, ayuntamientos…
  • Hacer una lista de Spotify con villancicos del gusto de toda la familia.
  • Patinar sobre hielo.
  • Asar castañas.
  • Organizar una pequeña fiesta navideña fuera de las fechas señaladas donde sean los niños quienes piensen el menú. ¡Habrá sorpresas seguro!
  • Dar un paseo en coche para ver las luces de tu ciudad y acabar con un chocolate con churros.
  • Salir al campo a recoger piedras, piñas… para montar el belén en casa.
  • Escribir la carta a los Reyes con criterio y mesura.
  • Hacerse una foto familiar con lo que cada uno considere sus “mejores galas” ¡Volverá a haber sorpresas!
  • Ver una peli navideña. “El tamborilero” 1968 Ranking/Bass para los más peques y algo como “Feliz Navidad” 2005 de Christian Carion para los más grandes.
  • Leer el evangelio del Nacimiento de Jesús antes de la cena de Nochebuena (Lucas II 1-20)

 

Navidad es tiempo de familia, recordemos que lo importante de la Navidad está en lo que no se puede comprar.

¡¡FELIZ NAVIDAD!!

Deja un comentario