¿Cómo hablar de sexualidad?

Rosa María Aguilar Puiggrós

Rosa María Aguilar Puiggrós

Soy madre de 4 hijos, orientadora familiar y monitora de afectividad y sexualidad. Tengo el máster de dirección de asociaciones de tiempo libre para niños y adolescentes y he trabajado 17 años al frente de entidades de esta índole, dándome cuenta “ in situ” de la necesidad de una buena y equilibrada educación de la afectividad en casa, apoyada por el colegio.
Rosa María Aguilar Puiggrós

Latest posts by Rosa María Aguilar Puiggrós (see all)

Tuve la oportunidad de dar dos cursos de orientación familiar a padres, en dos colegios en El Puerto de Santa María (Cádiz). ¡Una gozada de ambiente! pero me pregunto: ¿Por qué les cuesta tanto a los padres hablar de sexo, sexualidad, amor, afectos….con los hijos?

Parece que en un momento social, dónde ya no estamos “reprimidos” y por todos  lados nos llegan “inputs” sobre el tema, tendría que ser lo más natural hablar con nuestros hijos sobre ello pero… nos sigue costando hablar de algo que es tan íntimo, de nuestro cuerpo y nuestro corazón.

Pues así alentaba yo a esos padres:

  • Hay que responder siempre a sus preguntas y sólo a sus preguntas.

 

Como podemos aprender de este vídeo, además de responder siempre a sus preguntas y sólo a sus preguntas, es conveniente tener preparada de antemano una respuesta sencilla a los temas más importantes que nos pueden plantear. De lo contrario, podemos vernos en un callejón sin salida, ya que, además, nos van a preguntar siempre en el momento más inesperado e inoportuno.

  1. En un entorno adecuado. Si cuando pregunta no lo es, posponlo, pero no lo dejes. No te volverá a preguntar.
  1. Contar la verdad siempre pero, depende de la edad, no toda hace falta, especialmente cuando las preguntas son provocadas por lo que perciben en los medios o en la calle, porque suelen ser preguntas que no siempre son propias de su edad.
  1. Siempre en un entorno de tú a tú…creando clima de confianza y predisposición. Lo que ganes aquí, ya es terreno ganado en la adolescencia.
  1. Si tu hijo/a no pregunta, no seas iluso/a. Llegar antes, PREVENIR,es mejor que llegar tarde. Si no le hablas tú se lo contarán por ahí y vete a saber que cuentan.

Hay que empezar con naturalidad aprovechando la ocasión de un embarazo, nacimiento familiar. Antes de empezar 4º de primaria tiene que saber cómo vienen los niños (en ese curso lo estudiarán en biología en el colegio). Usar palabras reales y moveros en el trinomio: amor, matrimonio e hijos. Ahora estáis poniendo cimientos, bases claras: los hijos son un don que vienen del amor de un padre y una madre. Siempre positivos para que no lo vean “con asco”, sino como una maravilla de amor y entrega, que es lo que es o debería ser.

Deja un comentario