Extraescolares para formarse y divertirse

Izaskun de Miguel Jordán

Soy Licenciada en Ciencias de la Actividad Física y Deporte, graduada en Magisterio de Educación Física, profesora y coordinadora de la actividades extraescolares en el Colegio de Fomento Montealto (Madrid).

 

Son muchos los artículos y estudios que tratan sobre las ventajas e inconvenientes de las actividades extraescolares; sin embargo, la mayoría (por no decir todos), carecen de base científica, pues fundamentan sus opiniones y argumentos en la experiencia personal de cada centro e instalación.

Una de las claves para saber si las actividades extraescolares son beneficiosas o no en el desarrollo psicomotor de los niños, reside en los padres y profesores de los alumnos; pues son ellos quienes realmente conocen el carácter de los niños y pueden elegir una extraescolar conociendo sus necesidades o habilidades específicas.

No se debe elegir nunca una actividad extraescolar con el fin de cubrir un espacio de tiempo desocupado o movidos por las “necesidades” familiares. Toda buena selección se fundamentará en el deseo de formar y divertir a los niños. Debemos tener precaución ante todas aquellas extraescolares que supongan una excesiva carga formativa en perjuicio del juego lúdico y recreativo.

Las actividades extraescolares normalmente se desarrollan mediante etapas a lo largo del año escolar, realizando diferentes funciones y alcanzando objetivos a medida que avanza el curso. Aquellas extraescolares que se vinculan o refuerzan con las actividades propias de colegio suponen una gran ayuda para alumnos y profesores que conectan conceptos y actividades, suponiendo un avance para ambos.

  • En el caso de las actividades en Educación Infantil, se promueve el desarrollo de la coordinación motriz, potenciar la autonomía y autoestima, así como favorecer las relaciones personales.
  • En Educación Primaria, los aspectos como el compromiso, la capacidad de superación, el desarrollo emocional, poco a poco son adquiridos por las alumnas. Teniendo en cuenta que el componente solidario y social empezará a tomar verdadera importancia.
  • A lo largo de la Educación Secundaria se desarrollan aspectos tan importante como la pertenencia a un grupo, las relaciones sociales, la gestión de su propio tiempo para el estudio, ocupación del tiempo de ocio,  sin olvidar la importancia del desarrollo físico e intelectual.

Crear hábitos de compromiso, salud y cooperación desde edades tempranas ayudará al desarrollo integral del niño. Son muchas las posibilidades que oferta el colegio abarcando deportes individuales, deportes colectivos con sus equipos de competición, actividades artísticas y  plásticas sin olvidar las actividades musicales. Si atendemos a las necesidades de los niños para la elección de la extraescolar el éxito está casi asegurado.

Deja un comentario