Las tablets en casa

Las tablets (siendo la más común el iPad) se han convertido en un elemento imprescindible más de nuestro hogares. Nuestros hijos tienen que aprender a convivir en casa con ellas, y nosotros, como padres o educadores, también tenemos que conocer qué pueden hacer nuestros hijos con una tablet, siendo lo más normal del mundo que ellos se manejen mejor que nosotros con ellas. Por lo tanto ellos parten con ventaja.

Una de las mejores cosas (y quizá uno de los mayores peligros para nuestros hijos) que nos ofrece una tablet, es que pueden moverse libremente por la casa sin depender de cables y teniendo, muchas veces, conexión a internet en cualquier rincón de nuestro hogar.

Principalmente un niño de Primaria utilizará el iPad para jugar y para buscar ocasionalmente alguna cosa en internet. Como niños curiosos que son, no dudarán en buscar en internet cualquier duda que les pueda haber surgido y que quieran resolver. Están acostumbrados a la inmediatez, y ésta se la proporciona la tablet. Y como niños que son, pueden estar jugando horas y horas sin límite de tiempo.

Tenemos que poner en casa una serie de normas y ser muy estrictos en su cumplimiento. Aquí os sugiero unas cuantas que pueden variar en función de cada hogar:

  • Activar el control parental o las restricciones. Todas las tablets nos ofrecen esta posibilidad. Con ello conseguimos limitar muchas funciones del dispositivo y, entre otras cosas, que no puedan instalar aplicaciones o el acceso a internet.
  • Utilizar el dispositivo en una habitación de la casa a la vista de los demás o en un sitio de paso. Nunca solo, o con la puerta cerrada. Que el aparato siempre esté ubicado en un sitio fijo de la casa.
  • Siempre deben pedir permiso para utilizarlo y cuando les sea concedido se les debe fijar un tiempo máximo que no debe exceder los 20 minutos. Mi recomendación personal en este punto es que sólo lo utilicen los fines de semana y cuando hayan terminado sus ocupaciones y responsabilidades. Que por lo general sea para usar alguna aplicación educativa.
  • Si quieren buscar algo en internet que sea siempre con vosotros o con una persona adulta y de vuestra confianza. Llevad siempre la voz cantante aunque sea él el que maneje el aparato. De esta manera también le estamos enseñando a utilizar internet de una manera responsable.
  • Si van a jugar con alguna aplicación lo ideal es que ésta sea educativa. Muchas aplicaciones te permiten la opción de interactuar con otras personas del mundo. Yo desaconsejo esta opción, pero si lo permitís que siempre sea con gente conocida. No sabemos quién se esconde al otro lado, ni qué edad tiene, ni sus intenciones.
  • Como última recomendación os diría que acostumbremos a nuestros hijos y a nosotros mismos a apagar internet por las noches. Es tan fácil como antes de irnos a dormir apagar el router hasta el día siguiente.

Deja un comentario