No te agobies, todo es normal

María Zamorano Balmaseda

Soy psicopedagoga y maestra. Estoy casada y tengo 5 hijos. Trabajo actualmente en el Colegio de Fomento Montealto. Me gustan muchas cosas, sobre todo hacer deporte, leer, y dedicar tiempo a mis amigos.

 

En los primeros días de colegio, solemos ponernos nerviosos todos: padres e hijos. Los padres nos adelantamos a situaciones que casi seguramente  no lleguen a suceder: “¿Y si se pierde? ¿Y si quiere ir al baño y no sabe decirlo? ¿Y si…?

Los profesionales de educación Infantil y Primaria están muy preparados para cada cosa que  pueda pasar. Muchas de ellas llevan varios cursos a sus espaldas y ven claramente las necesidades que tienen los niños. Siento desilusionarte, pero tu hijo ¡es como todos!  Quiero decir, que gracias a Dios, todos los niños son normales, y hacen cosas que hacen los niños de su edad.

¿Qué aconsejo hacer para facilitar los primeros días?

  • Que el colegio no sea monotema en casa, ni un tema tabú. Conforme te agobie a ti el tema, así actuarás. Ni estar todo el rato “ya verás mañana qué bien”, “tú estate tranquilo y no llores” ni obviar que el niño dice “no quiero cole,  cole no” porque pensará que no le haces caso.

 

  • No mentir a los hijos. Creo que es importante que el niño sepa que va a ir al cole llore o no llore. La frase “ya mañana no vas” o “solo hoy al cole y mañana no”, no benefician a los niños porque cuando les volvemos a llevar se sienten engañados. No se fían. Siempre es mejor: “ya sé que me echas de menos, pero al final te lo vas a pasar muy bien. Vamos a ir todos los días”

 

  • Es un clásico, pero las horas de sueño son importantes. Ahora madrugan más y es vital que se acuesten pronto. Los primeros días de colegio por los nervios y la adaptación no duermen la siesta todo el tiempo que necesitan y se nota en su cansancio.

 

  • Cuando le dejes en el colegio, no alargues el momento de la despedida. La llegada al aula, donde seguramente habrá otros niños llorando, será un momento difícil, pero con tu ayuda, durará mucho menos que si nos volvemos a despedir por la ventana, otra vez en el patio y si vuelves a dejarle su babi que se le ha olvidado. Las profesoras les distraerán para que entren en el juego y se olvide del llanto con rapidez.

Todos hemos ido al colegio por primera vez y probablemente ni lo recordemos porque éramos muy pequeños. No nos gusta nada ver sufrir a nuestros hijos, pero os aseguro que en muy poco tiempo os costará que se vayan con vosotros al recogerlos. El colegio va a ser un lugar maravilloso para descubrir, jugar, hacer amigos y disfrutar como locos. La aventura acaba de empezar.

Un comentario en “No te agobies, todo es normal

Deja un comentario