Hogares bilingües

Gerardo de la Vega Head of English Department at Colegio El Prado. Teacher and bilingualism consultant. Author and founder of blog Scholaweb. Jefe del Equipo de Inglés del Colegio El Prado. Profesor y asesor en bilingüismo. Administrador y autor del blog educativo Scholaweb.

“¿Cómo puedo ayudar a que mi hijo aprenda inglés en casa?” Esta pregunta surge con mucha frecuencia en mis conversaciones con padres de alumnos. El especial formato de las clases de inglés, su aparente ausencia de contenido formal y –afortunadamente- el mayor nivel de los alumnos actuales con respecto a la generación de sus mayores condicionan mucho esta tarea.

No es sencillo estudiar inglés en casa con nuestros hijos; los contenidos de la asignatura no están organizados de forma tradicional, y al tener un enfoque eminentemente práctico, se hace imprescindible tener un nivel mínimo de competencia lingüística para poder hacerlo. Lo que no es tan difícil es crear un entorno donde el inglés esté presente de forma natural y sutil. Ahí van unos consejos para crear un entorno bilingüe en cualquier familia en cuatro sencillos pasos:

1.- La televisión, en inglés. Con pulsar un par de botones del mando a distancia, cualquier serie o película puede escucharse en versión original. Al principio puede resultar un poco pesado, pero con el tiempo toda la familia se acostumbra a esta práctica. Los subtítulos pueden ir también en inglés (o incluso eliminarse, que es lo mejor)

2- Los ajustes de los dispositivos, en inglés. Smartphones, tablets, ordenadores y cualquier otro dispositivo que esté al alcance de los niños deberían tener el idioma inglés como establecido en los Ajustes. Es una medida poco invasiva, pero de gran efectividad.

3.- No agobiar con traducciones. Un buen hablante de inglés no tiene por qué ser un buen intérprete o traductor. Esas son técnicas que se aprenden con mucho esfuerzo y tiempo. Si se está viendo una serie en familia no es el momento de examinar de vocabulario. Eso convierte al idioma en algo antipático.

4.- Aprovechar el inglés de nuestro entorno. Las calles de nuestras ciudades están plagadas de cartelería en inglés. Cuando vayamos en el coche, en la carta del restaurante al que vamos habitualmente o en el centro comercial podemos jugar a “cazar” palabras en inglés.

En definitiva, adaptar y aprovechar nuestro entorno, fomentar el uso positivo y  natural del inglés y vivirlo con normalidad.

4 comentarios en “Hogares bilingües

Deja un comentario