¿Por qué asistir a un curso de padres?

María Zamorano Balmaseda

Soy psicopedagoga y maestra. Estoy casada y tengo 5 hijos. Trabajo actualmente en el Colegio de Fomento Montealto. Me gustan muchas cosas, sobre todo hacer deporte, leer, y dedicar tiempo a mis amigos.

 

Quizá hemos hecho alguna vez un curso de formación de padres, o simplemente hemos asistido a una conferencia interesante sobre algo que tuviera que ver con la educación de nuestros hijos. Algunas nos habrán aportado más que otras, pero creo que siempre es bueno tener la inquietud de formarnos, y más cuando la materia de estudio colabora a educar mejor a nuestros hijos. Empieza el curso y es un buen plan para hacer los dos.

  • Porque nadie es buen consejero de sí mismo. Y mucho menos tratándose de nuestros hijos. Les queremos tanto que el corazón sobrepasa con bastante frecuencia la razón. Así que es bueno conocer los básicos que funcionan y no funcionan en educación.
  • Porque no tenemos tiempo para pensar en nuestros hijos con serenidad y con nuestra mujer/marido. Sólo el rato que pasamos juntos pensando, mirándonos de vez en cuando mientras el conferenciante nos da en la tecla que tenía que darnos, y ese rato en el coche hablando sobre lo que nos ha sugerido lo que hemos escuchado, merece la pena.
  • Porque cada hijo que tenemos es distinto y nosotros estamos en momentos distintos. Claramente no tenemos la misma fuerza y energía con nuestro primer hijo que con el tercero. Y aunque ya hayamos escuchado alguna conferencia sobre características de esa edad, no vamos a aplicar de la misma manera esas pautas con un hijo que con otro. Siempre viene bien refrescar la memoria.
  • Porque nuestros hijos no son como nosotros. En algunas cosas sí, pero han nacido en una época distinta a la nuestra y tenemos que saber qué se “cuece” en el mundo en el que viven ellos. Qué les interesa, cómo se aprende ahora, cómo les gusta pasar su tiempo libre… A veces pensamos que podemos calcar lo que nosotros hicimos con ellos, y no siempre funciona.
  • Porque vamos a conocer a otras familias, que probablemente tengan hijos de las mismas edades que los nuestros, que nos van a compartir “pues yo lo que hago es…” y a veces resulta muy útil. Y si son familias de la clase de nuestro hijo ni te cuento, porque con ellos va a compartir nuestro hijo algunas horas de su tiempo y es estupendo saber con quién está. Y si son padres que quieren formarse como nosotros, seguro que estaremos más tranquilos.

Un comentario en “¿Por qué asistir a un curso de padres?

Deja un comentario